Buenos días,

El “dichoso” e incómodo acné es una enfermedad extendida por todo el mundo, y que afecta aproximadamente al 85% de adolescentes. Siendo la edad en la que más aparece entre los 12 y los 24 años incluso en algunos casos, suele durar toda la vida. Suele ser un “problema”, que en la mayoría de los casos con un buen asesoramiento y tratamiento por parte del dermatólogo se suele resolver sin mayor trascendencia, pero en otros casos, suele ocasionar graves problemas no sólo fisiológicos, sino también emocionales. Por eso, es muy importante acudir a un profesional y tratarlo, porque como siempre, hay SOLUCIÓN para CASI TODO ;). Y los farmacéuticos, junto con los dermatólogos estamos dispuestos a ayudaros a todos aquell@s que los sufrís, a superarlo y dejarlo en el olvido, como si de un “mal sueño” se tratase ;).

¿Por qué tengo acné?

El acné actúa como una inflamación crónica del folículo pilosebáceo, que afecta a zonas seborreicas como: cara, espalda y región preesternal. Comienza en la adorada pubertad y en su etiología se reconocen diversos factores como: obstrucción del folículo pilosebáceo, hipersecreción sebácea y alteración de la flora bacteriana cutánea.

Se suele manifestar en forma de distintos tipos de lesiones, que en orden de importancia son:

  1. comedón
  2. pápula
  3. pústula
  4. quiste
  5. nódulo

Siendo el tratamiento de elección siempre en función de la gravedad del proceso. Por ejemplo, para el acné formado por comedones se suele utilizar preparados tópicos que tienen actividad queratolítica o retinoides tópicos. Para el pápulo-postuloso leve suelen ir mejor los antibióticos tópicos u otros tratamientos tópicos junto a antibióticos orales. Y si se trata de un acné más grave o noduloquístico se utilizan los tratamientos orales con antibióticos, antiandrógenos y/o isotretinoína que es de la que hablaremos en el post de hoy.

Antes de meternos en materia, os dejo brevemente los antibióticos que suelen utilizarse para el tratamiento del acné menos severo. Os recuerdo, que son tratamientos habituales, y que pueden variar en función del criterio del especialista.

¿Y qué antibióticos son los que se suelen usar para el acné?

Los antibióticos orales de primera elección suelen ser: tetraciclina, en una pauta de 500mg/12h o sus derivados (minociclina y doxiciclina) en una pauta de 100mg/día. Otra alternativa sería eritromicina 500mg/12h.

Por otro lado, existe la opción, de llevar a cabo un tratamiento hormonal, cuyo objetivo es bloquear la secreción sebácea. Este tipo de tratamiento se suele emplear en mujeres con una edad superior a los 15 años, y el principio activo utilizado es el acetato de ciproterona en una dosis que oscila entre los 50 y 100 mg/día junto con etinilestradiol a una concentración de 30 a 50 mcg/día (el famoso Diane)

La isotretinoína, en la cual nos centraremos a partir de ahora reduce la actividad y el tamaño de las glándulas sebáceas, así como la proliferación de los corneocitos y la población de P.acnes.

Por otro lado, en casos donde exista un gran componente inflamatorio se podrán asociar dosis medias de corticoides orales o intralesionales, el médico lo valorará.

Hoy nos centraremos en la isotretinoína o ácido 13-cis-retinoico)

¿Qué es exactamente? No se trata de un antibiótico, ni un corticoide, ni tampoco “superman” ;), se trata ni más ni menos, que de un derivado de la vitamina A con una acción antiacneica muy potente. Se suele utilizar como hemos visto, en formas severas de acné, rebeldes a otros tratamientos, sobre todo el acné quístico y acné conglobata (acné muy grave, sobre todo en varones), porque es teratógeno y puede causar efectos adversos hepáticos, óseos y oculares. De hecho es un fármaco que se incluye dentro de un grupo denominado ESPECIAL CONTROL MÉDICO por la gravedad de dichos efectos secundarios.

Hay ocasiones en los que en la rosácea muy grave también se ha llegado a emplear. La dosis siempre la pautará el médico en función de la gravedad y estado del paciente que vaya a seguir el tratamiento.

Pero como siempre, os dejo la dosis más habitual en un adulto sano:

  1. Inicialmente se suelen dar 0,5mg/kg/día repartidos en dos o tres tomas (siempre con las comidas), y se irá ajustando según la respuesta de cada uno, instaurando finalmente una dosis de mantenimiento, que habitualmente suele oscilar entre los 0,5 y 1 mg/kg/día, siendo la duración del tratamiento de 4 a 6 meses.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la Isotretinoína?

Son muchos y hay que tomárselos muy en serio. Suelen ser dosis dependientes: teratogenicidad, que puede persistir hasta un mes después de la suspensión del tratamiento. Sequedad de piel y mucosas, queilitis (inflamación de los labios), epistaxis (hemorragia en las fosas nasales), eritema facial, descamación, prurito, efluvio telogénico (alopecia), FOTOSENSIBILIDAD, eritemo multiforme. Sequedad ocular, blefaroconjuntivitis, miopía transitoria, opacidades corneales (este es raro que ocurra), nictalopía (disminución de la capacidad de visión durante la noche). Elevación transitoria de los triglicéridos y colesterol. Riesgo aumentado de sufrir accidentes cerebrovasculares como Infarto agudo de miocardio, accidente cerebro vascular, etc. Alteración de las enzimas hepáticas. Dolores óseos, incluso casos de depresión.

Como véis, hay que tener mucho cuidado con el uso de este tipo de medicamentos, y por descontado que la NECESIDAD de RECETA MÉDICA es algo MÁS QUE EVIDENTE. Ya habéis visto, que tiene “efectos colaterales” ;), que requieren de un buen asesoramiento para poder sobrellevar la cantidad de efectos secundarios que producen. Ya que si comenzáis un tratamiento con la misma, debéis mentalizarlos que tendréis que ir acompañad@s durante esa temporada de una “kit de supervivencia a la isotretinoína” ;), donde tengáis a mano, labiales y cremas emolientes, protectores solares, etc… el cuál llevaréis junto a vosotros de “sol a sombra”.

¿Qué precauciones se deben tener con la toma de isotretinoína?

ATENCIÓN las mujeres en edad fértil, porque se tendrá que firmar un documento, como que se estará llevando a cabo durante el tratamiento con la misma, un tratamiento anticonceptivo eficaz durante y hasta un mes depués de la terapia con etretinato. Por lo que si se tiene previsto quedarse embarazada, tendrá que ser pospuesto. Se deberán hacer controles de lípidos y pruebas de función hepática antes de iniciar el tratamiento, un mes después del inicio y, luego trimestrales. Los controles oseos (radiografías, gammagrafías) sólo son necesarios en tratamientos que superen los 6 meses de duración (algo que no es muy frecuente). NO DONAR SANGRE durante el tratamiento ni hasta un mes depués (riesgo de transfusión a gestantes). En mujeres que pueden quedarse embarazadas, las prescripciones se limitarán a 30 días, aconsejándose hacer un test de embarazo en ese momento,. Los pacientes que desarrollen eritema multiforme, tendrán que interrumpir el tratamiento y acudir de inmediato al médico.

Embarazo y lactancia

Totalmente contraindicada en ambos casos.

Y por último, unas palabras de aliento ;), porque Ufff….cuantas cosas hay que tener en cuenta con este medicamento, ¿verdad?, pero quiero que seáis conscientes de la necesidad del CONTROL y cuidados colaterales que debéis llevar siempre que os encontréis con este tipo de tratamientos. Ya que suelen tener una elevada tasa de éxito no sólo por la potencia del compuesto, sino también por los exhaustivos controles a los que sois sometidos mientras lo tomáis. Por eso os animo a que os apoyéis en nosotros, y acudáis siempre que necesitéis asesoramiento. Y eso sí, tras el tratamiento, en la mayoria de los casos y siguiendo las pautas del dermatológo y nuestros consejos ;), os quedaréis con una piel envidiable! ;).

 

Feliz día!

 

Beatriz

 

A %d blogueros les gusta esto: