Buenos días,

Seguimos con las formas farmacéuticas, vimos hace unas semanas las de aplicación tópica y las orales, y hoy le toca el turno a las rectales, vaginales y uretrales. Estáis a un paso de ser unos auténticos “expertos” ;), en cuanto a formas farmacéuticas se refiere. Es importante que conozcáis, que sepáis la gran variedad de vías de administración de las que disponéis en la Farmacia para en caso de necesidad, optéis por la más adecuada.

En este post, me da a mí, que casi todos las conocéis, pero por si alguien tiene alguna duda, aquí van ;):

Dentros de este grupo de formas farmacéuticas, están la sólidas:

  1. Supositorios: Unas de las más conocidas, se tratan de preparaciones medicamentosas de consistencia sólida y forma cónica u ovoidea alargada, y que tienen la capacidad de fundirse a la temperatura fisiológica del recto o de solubilizarse en los líquidos orgánicos.  Se administran con la intención de ejercer una acció local, o sistémica por absorción del medicamento a la circulación general. En España el término supositorio sólo se acuña a formas de administración rectal. En otros países, el término supositorio, se hace extensible a formas de aplicación vaginal y/o uretral. Ya sabéis que para su máxima absorción es necesario aguantar un tiempo con él, ya que al introducirlo la sensación es de expulsión inmediata. Todos conocemos los famosos supositorios de Glicerina para tratar esos “pequeños problemillas” de estreñimiento puntual ;).

Resultado de imagen de supositorio de glicerina

  1. Óvulos vaginales: Son preparaciones medicamentosas  que tienen una consistencia blanda o sólida, en forma esférica u ovoidea, y también tienen la capacidad de fundirse a la temperatura fisiológica, en este caso de la vagina o de solubilizarse en los líquidos orgánicos correspondientes. Normalmente ejercen una acción local en la vagina. Parecen que están de moda, porque hoy en día, los laboratorios han sacado múltiples preparados para diferentes trastornos menores, como los probióticos vaginales para restablecer la flora vaginal. La verdad, es una vía altamente efectiva si se administra de la forma correcta.

Resultado de imagen de óvulos vaginales

  1. Candelillas o bujías uretrales. Éstas, son formas farmacéuticas sólidas a modo de bastoncillos cilíndricos, destinados a ser introducidos en el canal uretral. Actualmente su uso es muy restringido.

Semisólidas: en este apartado se encontrarían las cremas y pomadas de administración rectal o vaginal, como por ejemplo, el hemoal o cualquier pomada antihemorroidal, o el colpotrofin.

Resultado de imagen de cremas rectales

Líquidas: En este caso existen:

  1. Los Enemas: Todos sabemos que es un enema, se trata de líquidos, en general algo viscosos, que se introducen en la porción terminal del intestino por vía rectal. Se usan como evacuantes (enemas de evacuación), para ejercer una acción local o sistémica (enemas de retención) o con fines diagnósticos (enemas con sustancias radiopacas). Y lo más modernos son ;), los famosos microenemas, que es cuando se preparan en pequeños volúmenes. Como el conocido y afamado micralax.

Resultado de imagen de micralax

  1. Soluciones para duchas y lavados vaginales: aquí, sobre todo las mujeres, si os digo Rosalgin Pronto, sabréis a lo que me refiero ;). Y para los que no sepáis lo que es, simplemente se tratan de soluciones preparadas acompañadas de una cánula, que al introducirla en la vagina, y ejerciendo cierta presión, permite realizar lavados vaginales.

Resultado de imagen de duchas vaginales

 

Y eso es todo en cuanto a este tipo de formas farmacéuticas se refiere. Ya estáis a un pequeño paso, de conocer la totalidad de las formas farmacéuticas que existen! ;).

 

Que paséis un Feliz día!

 

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: