Buenos días,

Hoy hablamos del Monurol, de su fama y las “malas costumbres” por la ligereza con la que se toma. Si miro las estadísticas de dispensación de Monurol, éstas son increiblemente altas. Es uno de los antibióticos que más os prescriben los médicos cuando acudís a la Farmacia con síntomas de infección de orina. Y como es muy cómodo de tomar, cuando os repiten los síntomas, acudís a la Farmacia, aferrándoos a él como vuestro salvador. Y es que las infecciones de orina son de “aúpa”, muy muy molestas, dolorosas, incómodas e incluso en ocasiones incapacitantes. PEEEERO.. y siempre hay uno, tengo que recordaros una vez más que se trata de un medicamento sujeto a RECETA MÉDICA.

Resultado de imagen de infeccion de orina

¿Qué es Monurol y para qué se utiliza?

El principio activo que contiene, se llama fosfomicina trometamol, y se trata de un antibiótico de amplio espectro,derivado del ácido fosfónico. La actividad antibacteriana de este principio activo se debe a que inhibe la síntesis de la pared bacteriana a través de un mecanismo de inhibición de una enzima llamada enol-piruviltransferasa

Resultado de imagen de monurol

Tiene un elevado potencial de acción sinérgica con otros antibióticos.

Y es activa frente a “bichos” ;), Gram positivos y Gram negativos, incluidos los patógenos más comunes en las vías urinarias como Escherichia coli, Enterobacter, Staphylococcus, etc. y otras cepas resistentes a otros agentes antibacterianos.

Sirve tanto para tratar cistitis no complicadas, o como profilaxis de infecciones urinarias tras una intervención quirúrgica.

¿Cómo me lo tomo?

Lo primero, que sepáis que contiene 2,1g de sacarosa por sobre, por lo tanto, los diabéticos llevar cuidado, debéis tenerlo en cuenta.

2017-01-01-23_19_36-libro1-excel

Dicho esto, la mejor forma de tomarlo, es con el estómago vacío, esto quiere decir, una hora antes de comer o dos horas después de comer, simplemente porque los alimentos en general pueden alterar su absorción y por lo tanto su efectividad, y como cuando se tiene infección de orina, la cosa no está para desperdiciar el tiempo, lo mejor es tomarlo tal y como os he explicado. Disolvéis el sobre en medio vaso de agua, y listo. Tiene un sabor anaranjado, y como aquí, los gustos distan mucho, sólo puedo deciros, que no es el sabor a naranja del Frenadol ;). Ah!, y si lo tomáis por la noche antes de acostaros y después de “hacer pipí” ;), mejor que mejor.

Existen presentaciones de concentraciones diferentes, de 3g o de 2g. Dependiendo de la valoración del médico, os recetará uno “más fuerte” o “menos fuerte”.

Al tratarse de concentraciones elevadas de antibiótico, éste permanece en la orina hasta 36 horas depués de su admisitración, de ahí su éxito.

¿Quién puede tomarlo y quién no?

El Monurol lo podéis tomar todos aquell@s que no seáis alérgicos a la Fosfomicina o alguno de sus excipientes.

2017-01-01-23_33_22-libro1-excel

Los niños, pueden tomarlo a partir de los 6 años de edad. Pero ya os digo siempre sujeto a prescripción médica.

Embarazadas: El médico valorará el beneficio-riesgo, pero a dichas dosis, no hay evidencias de que se produzcan daños en el feto. Sólo con dosis muy superiores, existen daños. Por lo tanto, como siempre, el médico tendrá que valorar y decidir si prescribirlo o no. Lo mismo ocurre en mujeres lactantes, ya que la fosfomicina pasa a través de la leche materna.

No podéis tomarlo, si tenéis alergia a alguno de sus componentes. Si sois diabéticos deberéis tener en cuenta, lo comentado anteriormente de esos 100g de sacarosa que contiene cada sobre.

Si tenéis algún problema renal, tampoco debéis tomarlo.

Ah!!! y MUY IMPORTANTE, si da la casualidad, que estáis tomando METOCLOPRAMIDA (El Primperan del que hemos hablado en alguna ocasión), que sepáis que reduce la absorción de la Fosfomicina.

¿Por qué lo de malas costumbres?

Le he puesto este título al post, porque aunque es un antibiótico maravilloso al ser de amplio espectro (abarca muchos “bichos”), por su eficacia y comodidad a la hora de tomarlo. No deja de ser un antibiótico, y bichos, hay para “dar y tomar” por lo tanto, cuando os aparezca una infección de repetición, mi recomendación es que volváis al médico y se lo comentéis, porque quizás no era el antibiótico adecuado, y necesitéis otro. Y sí, el Monurol, si os lo volvéis a tomar, os quitará los síntomas unos días, pero si no acaba con el “bicho” causante de la infección, ésta volverá, y con más fuerza y más molestias que nunca.

Resultado de imagen de bacterias

No os “mal acostumbréis” a recurrir siempre a él, porque si abusamos de él, dejará de ser tan efectivo y perderemos a un gran aliado en un proceso tan incómodo como es la infección de orina.

Lo mejor, volver al médico, y que valore, si haceros un antibiograma para averiguar exactamente que antibiótico es el más sensible a ese “malvado bicho” que os produce la infección ;).

Cualquier duda, ya sabéis que podéis consultarme por aquí! ;).

Feliz día!

Beatriz

 

A %d blogueros les gusta esto: