Buenos dias,

La semana pasada hablábamos de la resaca y de como combatirla, sobre todo en estas fechas donde hasta el más abstemio se toma una “copita” por eso de que brindar con agua da mala suerte ;). Pero el tema de hoy hace que nos tengamos que poner algo más serios, porque cuando el abuso del alcohol es ocasional, la cosa no transciende más allá de un “buen dolor de cabeza”, pero cuando se abusa de manera prolongada, cuando se necesita que esté presente en nuestras vidas, eso son “palabras mayores”. Por eso, debemos hacernos una pregunta ¿controlo lo que bebo?

Resultado de imagen de alcoholismo

Al ser el último día del año, parece que todo vale, los excesos se normalizan y se justifica el abuso de ciertas sustancias. Por lo que hoy, nos viene “al pelo”;), hablar del abuso de drogas o dependecias, en concreto del alcohol.

¿Cuándo me convierto en un/a dependiente del alcohol?

La dependencia, es un trastorno CONDUCTUAL ADQUIRIDO, derivado del contacto previo con dicha sustancia. Para que exista dependencia tiene que haber:

2016-12-31-00_26_46-libro1-excel

La característica común a toda dependencia es la existencia de una NECESIDAD de seguir tomando la sustancia, en este caso el alcohol de forma periódica o continuada.

Pero vamos a centrarnos en el ALCOHOL y ejarnos de tanta definición ;).

El etanol es una sustancia psicoactiva muy consumida en el mundo industrializado. Todos tenemos acceso a él, y aquí en España, mucho más, porque señores y señoras, a bares dudo que nos puedan ganar ;). Además el alcohol podemos adquirirlo en mil sitios, incluso existen tiendas especializadas según el tipo de bebida alcohólica que queramos.

Resultado de imagen de bares

Cuando lo tomamos a dosis moderadas conseguimos un efecto ansiolítico, que socialmente está aceptado; pero a dosis elevadas produce distintos grados de embriaguez en la que predominan las alteraciones en nuestro sistema psicomotor. Aunque su mortalidad es menor que el tabaco, produce una morbilidad (cantidad de personas que enferman debido a su consumo) significativa. Por desgracia muchos de nosotros conocemos o hemos conocido a familias con problemas causados por el abuso del alcohol, o problemas laborales. Por no hablar de los numerosos accidentes de tráfico que causa su consumo. No hay que “bajar la guardia” porque ya en muchos países, su consumo excesivo, se ha convertido en un problema social y de salud pública.

Y….¿De dónde se obtiene el alcohol? ¿A partir de que cantidad se considera que eres alcohólic@?

El alcohol etilíco o etanol se obtiene de la fermentación anaeróbica de líquidos azucarados. Por destilación de bebidas fermentadas o de otras soluciones de azúcar se obtienen bebidas destiladas con un mayor contenido alcohólico.

2016-12-31-00_18_50-libro1-excel

Los más cerveceros y cerveceras que leáis el post, me váis a “odiar”por lo que voy a contar ahora: debéis tener  ¡CUIDADO!, porque si consumes más de 200g de alcohol puro a la semana (EQUIVALENTE A TRES CAÑAS DIARIAS) empieza a constituir un riesgo de hacerte dependiente. Y si tomas más de 400g al día, que equivalen a media botella de vino ya se considera que tienes una patología. Y ¡ojo! en las mujeres, estas cantidades hay que reducirlas un tercio porque nosotras tenemos menos agua en el organismo (por tanto menos volumen para que se distribuya).

¿Cómo nos afecta el alcohol?

El etanol, es principalmente un depresor del Sistema Nervioso Central. Y en función de la concentración sanguínea de alcohol sus efectos varían.

2016-12-30-22_58_59-libro1-excel

Además, es importante que sepáis, que esta “moleculita” de etanol, es pequeña y muy ágil, ya que atraviesa muy bien las membranas biológicas. Se absorbe por difusión simple en el estómago y, sobre todo, en el intestino, distribuyéndose en el agua total del organismo y atravesando con una “pasmosa” facilidad las barreras hematoencefálicas y placentarias.

¿Y que nos pasa cuando abusamos del alcohol de manera continuada?

Pues, que el pobre de nuestro hígado, que no tiene culpa de nada, sufre como el que más, porque más de un 90% del etanol sufre metabolización hepática. El indefenso órgano, padece desde una acumulación inicial de depósitos grasos, hasta la hepatitis alcohólica y la cirrosis hepática.

Resultado de imagen de higado dañado por el alcohol

También, con el consumo excesivo y prolongado de alcohol se facilita la aparición de pancreatitis tanto aguda como crónica.

¡Atención especial los hombres!, porque esta alteración del pancreas y del hígado ocasiona síndromes de malabsorción, alteraciones del metabolismo de la glucosa y en su regulación, y un síndrome de feminización en el hombre, con impotencia, atrofia testicular y ginecomastia (aumento de las mamas).

2016-12-30-23_27_11-libro1-excel

Además, a nivel coronario, aunque  la ingesta de pequeñas dosis diarias (10g/día) se correlaciona con una menor incidencia de enfermedad coronaria, el uso crónico produce diversas alteraciones cardíacas irreversibles.

Y también…., el abuso crónico del alcohol, aumenta la incidencia de:

2016-12-30-23_42_47-libro1-excel

Para finalizar, ya sabéis, que el etanol tiene un alto contenido calórico, y esto hace que se coma menos, y peor, lo que deriva a dietas desequilibradas, que pueden provocar malnutriciones severas con déficits de vitaminas (en especial del complejo B) y de aminoácidos esenciales. Las consencuencias de ésto, son la aparición de anemia, glositis, estomatitis, pelagra, etc.

Hay un largo etc, de efectos dañinos del alcohol sobre nuestro organismo, “desde la cabeza hasta los pies”, por lo que SI creéis que podéis estar en un punto en el que corréis el riesgo de ser dependientes, PEDIR AYUDA.

Resultado de imagen de pedir ayuda

¡Debemos concienciarnos y hacer un uso responsable del alcohol! Por eso, el estar informados sobre él, es la clave en la prevención del alcoholismo.

Feliz salida y entrada de Año! 😉

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: