Buenos días,

El tema de hoy va especialmente dirigido a nosotras, pero prestar atención también vosotros, queridos hombres;), porque la sequedad vaginal os influye, aunque de una manera diferente ;).

Lo primero de todo, y antes de presentaros el producto de hoy del calendario “Farmaadviento”, vamos a ver por qué se produce la sequedad vaginal, ante que síntomas debemos sospechar que la tenemos, los tratamientos que existen hoy en día y la importancia de tratarla por las complicaciones que pueden derivar de no ser tratada.

Causas de la sequedad vaginal, o ¿por qué, a mí?;)

Como suele ser habitual, en este caso, también hay un nombre sofisticado y técnico para nombrar a la sequedad vaginal detro de la jerga sanitaria ;), y es el de vaginitis atrófica, pero aquí, como estamos en confianza ;), la seguiremos llamando sequedad vaginal.

Pues bien, ésta afecta a más del 40% de mujeres, asique no eres la única en el planeta tierra que la sufre, si bien, creo que podrían hacerse tertulias 😉 sobre el tema para animar y alentar, de que es algo muy común y que en la mayoria de los casos se puede tratar sin problema.

Resultado de imagen de asombro mujer

La principal causa de la sequedad vaginal es por la disminución de unas hormonas sexuales que casi todos conocemos, y que se llaman estrógenos, las cuales en la mujer son producidas por los ovarios y en el caso de estar embarazadas por la placenta. Además estas hormonas, contribuyen a regular los niveles de colesterol en sangre, entre otras muchas funciones, que si estáis interesadas lo comentamos en otro post ;).

Los estrógenos, son los encargados de mantener lubricados los tejidos de la vagina y al disminuir éstos, ese tejido vaginal se encoge y se vuelve más fino, lo que da lugar a la sequedad y la irritación.

Los niveles de estrógenos disminuyen especialmente tras la menopausia, aunque existen otras causas que os dejo en esta tabla.

2016-12-18-15_34_21-libro1-excel

Ah!, que no se me olvide, para las recientes mamás, no os preocupéis, porque también se ven disminuidos tras el parto, e incluso durante la lactancia materna. Pero luego todo vuelve a la normalidad ;).

Por otro lado, mucho cuidado con ciertos jabones, los detergentes que se usen para lavar la ropa, las cremas hidratantes, las colonias, el uso de tampones, y el dichoso tabaco, entre otros factores, porque pueden hacer que la sequedad vaginal sea más acusada.

¿Cómo identificar la sequedad vaginal?

Si tienes algo de “ardor” al orinar, notas que el flujo vaginal ha disminuido, dolor o picazón en la vagina, molestias durante las relaciones sexuales, e incluso algo de sangrado leve tras ellas, probablemente se trate de sequedad vaginal. No obstante, si tienes dudas, y ves que utilizando un lubricante el problema no se soluciona, te recomiendo que acudas a tu ginecólog@ para que te realice un exámen de la pelvis y así poder evaluar el estado de las paredes de la vagina inclusive analizar el flujo para descartar cualquier tipo de infección.

2016-12-18-15_53_37-libro1-excel

¿Qué puedo hacer para tratarla?

Si estamos seguras de que se trata de sequedad vaginal, bien porque ya conocemos los síntomas, o bien porque nuestro ginecólog@ nos lo ha confirmado, el tratamiento más habitual suele ser el uso de hidratantes que nos proporcionarán la humectación necesaria. En este caso os dejo Velastisa Intim de Isdin, pero hay cientos y cientos, asique sólo es cuestión de preguntar en vuestra Farmacia y dejaros aconsejar por el producto que os recomienden.

Personalmente me gusta este, porque además de lubricar e hidratar, crea una película protectora debido a que utiliza una fórmula mucoadhesiva formada por dos compuestos llamados policarbofil + polímero carboxivinílico que actúan de manera sinérgica para aportar esa adhesividad.

Lo recomendable es utilizarlo por la noche, antes de acostarse tres veces por semana en días alternos en caso de necesitarlo. Si no, siempre puedes bajar la dosis según tus necesidades.

Pero os repito, que podéis usar cualquier otro que os recomienden en vuestra farmacia.

 

Resultado de imagen de velastisa isdin

Otra alternativa, que sí o sí, tiene que ser recomendada por vuestro ginecólog@ es la terapia hormonal con estrógenos para los casos más severos.

Complicaciones de no tratar la sequedad vaginal

Y para que veáis la importancia de tratar la sequedad vaginal, aquí os dejo los “problemillas” de no hacerle caso:

  • Mayor propensión a contraer infecciones urinarias. Cosa que no queremos, ¿verdad?
  • Úlceras o fisuras en las paredes de la vagina.
  • Dolor en las relaciones sexuales, lo que puede llegar a afectar a la relación con la pareja al tener miedo a llevarla a cabo. Y aquí es donde os comentaba al principio, a vosotros los hombres ;), que os puede llegar a afectar. Asique, ante una sospecha, lo mejor es HABLARLO sin miedos, y ponerle solución. Muchas veces hay mujeres que por vergüenza no hablan sobre ello. Buscar el momento adecuado, y con tacto, tratar el tema para que se sienta cómoda y podáis seguir disfrutando ;).

 

Resultado de imagen de conversaciones tabú

 

 

Feliz lunes!

 

 

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: