Buenos días!

Los domingos son para la mayoría de nosotros, como días de reflexión, ¿no? ;), estamos más tranquilos en casa (algunos más que otros) ;), y eso nos lleva a poder pensar más en nosotros, en lo que estamos haciendo y a donde nos lleva. Por eso hoy, un post rápido (no os quiero robar mucho tiempo, sólo 5 minutos) y directo sobre el equilibrio de un nutriente tan importante y esencial como la proteína ;).

Que esté de moda llevar pantalón de campana, perfecto. Que esté de moda el último corte de pelo de Cristiano Ronaldo genial!; pero que esté de moda suprimir o excederse con los nutrientes que son esenciales para nuestro organismo, eso no está tan bien. Hay que dejar las modas para lo que son, y no jugar con la salud. Y en este caso, me refiero a las proteínas, a esta moda que “corre como la espuma” y en la que todo el mundo posee la verdad sobre ellas.

¿Te has preguntado alguna vez que le pasaría a tu organismo, a tu cuerpo, si no tomas suficientes proteínas?

Presta atención a estas cinco consecuencias, las más destacas de un aporte insuficiente:

  • Tu cuerpo no se quedará de “brazos cruzados” y  buscará la cantidad que necesite en sus propios tejidos, originando pérdida de masa muscular.
  • Las actividades enzimáticas y metabólicas se ralentizarán. Es decir, todas aquellas actividades en las que tu cuerpo necesite del aporte de las proteínas se verán mermadas y creeme que son la gran mayoría.
  • Te vas a encontrar cansad@ física y anímicamente, y eso no es lo que quieres, ¿verdad?
  • Se va a producir un aumento en la oxidación celular, es decir, vas a hacer que se acelere tu proceso de envejecimiento.

 

Pero, ¡CUIDADO!, si te pasas con ellas…

Hay el doble de motivos por lo que excederse es peor que quedarse corto:

  • Si te excedes con las proteínas, acumularás productos tóxicos como resultado de su metabolismo (ácido úrico, amoniaco, etc.)
  • Vas a someter a tu hígado y a tu riñón a un excesivo trabajo; lo que a la larga puede hacer que desarrolles patologías en dichos órganos.
  • Debido a un proceso llamado acidosis metabólica, con el tiempo tus huesos sufrirán, porque se producirá lo que se llama una descalcificación ósea (pérdida de calcio).
  • Además verás aumentadas las probabilidades de desarrollar patologías cardiovasculares.
  • Sufrirás de estreñimiento.
  • Tu olor corporal, tu aliento y sudor se harán notar y no precisamente para bien :(.
  • Con el tiempo también te sentirás cansad@.
  • Y tu organismo envejecerá más rápido.

Y dirás, entonces ¿qué hago?, si ingiero pocas proteínas “malo” y si tomo más de la cuenta”peor”. La respuesta es fácil y es aplicable a todo:

“Si buscas siempre el equilibrio nunca te equivocarás y tu organismo te lo agradecerá” ;).

Resultado de imagen de equilibrio

Busca asesoramiento siempre que quieras iniciar una dieta o cambiar tus hábitos alimenticios; así te asegurarás que estás dando el “combustible” necesario a tu organismo para mantener un estado óptimo de salud.

Feliz Domingo!

 

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: