Buenos días,

La vista es uno de nuestros sentidos más preciados, por no decir, el más valioso. Gracias a ella podemos disfrutar de muchas sensaciones placenteras. No sólo ver lo que la naturaleza nos ofrece, sino grandes obras de arte de grandes artistas, nos permite llevar a cabo grandes descubrimientos, nos muestra el lado bueno y malo de muchos acontecimientos que nos rodean, etc.

Por eso, igual que cuidamos nuestra piel, porque queremos lucir la piel más joven y tersa ;), o nuestro cabello, haciéndonos tratamientos que lo miman y mantienen hidratado y con brillo,  debemos hacer lo mismo con la vista. Os pregunto, ¿prestáis atención a vuestra vista, o sólo lo hacéis cuando notáis algún problema?, ¿cuidas tu dieta para cuidar tu vista?, ¿proteges tus ojos de la radiación solar, del cansación de fijar la vista frente al ordenador, la tele, etc?…..

Que el envejecimiento hace estragos en nuestro cuerpo, lo sabemos, y por eso, es muy importante que conozcáis que le pasa a nuestra salud ocular con el paso de los años, y cómo podemos mantenerla en un estado óptimo.

Seguro que os suenan estos tres trastornos oculares: CATARATAS, GLAUCOMA y DEGENERACIÓN MACULAR asociada a la edad, o también conocido con las siglas DAME.

Os resumo rápidamente que son cada una de ellas y cuáles son algunas de las causas que hacen que padezcamos estas enfermedades:

  • Cataratas: se producen cuando las proteínas del cristalino pierden su claridad, volviéndose amarillentas y turbias, y como consecuencia, se pierde la visión de forma progresiva a través de ellas. Entre las causas se encuentran; lesiones oxidativas producidas en el cristalino del ojo producidas por el metabolismo normal, y por la presencia de luz. Y ¡MUY IMPORTANTE!, ojo con las personas que bebeís alcohol a diario, porque hay un 30% más de probabilidades de desarrollar cataratas! .

  • Glaucoma: Se produce por la acumulación de líquido en los globos oculares, que genera una presión excesiva y pérdida de visión periférica. Al principio se va perdiendo la vista hasta que se produce la ceguera. A medida que aumenta la presión intraocular, ésta comprime el nervio óptico hasta que se produce la lesión. ¿Qué provoca el glaucoma? Entre las causas, se encuentran, padecer diabetes tipo II (no insulinodependiente) por tener un bajo nivel de cromo. Dieta rica en azúcares refinados (también reduce las reservas de cromo), regulación inadecuada de las gafas, el café, y los ácidos grasos trans (grasas “malas”).

  • Degeneración macular: La mácula que es una pequeña zona de la retina que recibe la luz más directamente y que es la parte más sensible y con mayor agudeza visual de nuestros ojos, con la edad, normalmente a partir de los 50 años comienza a degenerar y a perder esa agudeza visual.  Tras las cataratas, es la principal causa de ceguera en personas mayores de 50 años. Entre las causas, están, como os he comentado, la edad, además los radicales libres, el hábito de fumar, las personas caucasianas y el exceso de azúcar en la dieta.

Y es que con la edad, (aunque eso parece que está cambiando), se suelen realizar dietas poco adecuadas, carentes en frutas y vegetales, y por lo tanto deficientes en antioxidantes, minerales y pigmentos carotenoides protectores. La menor ingesta de estos nutrientes cardiprotectores se suma al hecho de que la edad por sí misma conlleva cambios degenerativos en los tejidos retinianos a partir de los 50 años, incluida la pérdida gradual de la melanina y la reducción de las defensas antioxidativas procedentes de células, como la glutatión peroxidasa, la catalasa y el superóxido-dismutasa. La más común de las alteraciones de la retina realacionadas con la edad es el cambio oxidativo originado por diversas formas energéticas del oxígenos y otros oxidantes, así como el originado por la luz a la que los tejidos oculares se hallan expuestos.

Y es que muchas enfermedades degenerativas oculares relacionadas con la senectud tienen su denominador común en las microlesiones oxidativas que se van produciendo a lo largo de los años. El elevado contenido en antioxidantes de la retina puede ser indicativo del papel protector de aquéllos frente al estrés fotooxidativo. Las vitaminas E y C, el glutatión y sus enzimas y la superóxido-dismutasa se hallan en grandes concentraciones en la retina. Todas estas razones señalan en una dirección terapéutica para el mantenimiento de nuestra salud ocular y es el uso de antioxidantes de calidad.

Pero tranquil@s, porque ya sabéis que tenemos a nuestro alcance numerosos alimentos, que nos van a permitir mantener una salud ocular y prevenir la aparición de estas tres enfermedades y lo más importante, ¡poder seguir disfrutando del placer de VIVIR y de “alegrarnos la vista” con lo que más nos guste! 😉

Es muy fácil, si queréis tener una “vista de lince” ;), debéis tomar muchas frutas y verduras frescas:

  • Espinacas: porque contienen luteína y zeaxantina.
  • Zanahorias por su alto contenido en betacarotenos.
  • Arándonos y zumo del mismo: gran fuente de antioxidantes fundamentales para la salud de nuestros ojos.
  • Brécol y albaricoques: también por su alto poder antioxidante y por la cantidad de moléculas azufradas que son de gran interés en la salud ocular.
  • Cereales completos (no refinados): porque contienen fitohormonas que son necesarias para nuestros ojos.
  • Polen: (OJO SI ERES ALÉRGIC@ NO!!), porque contiene minerales y oligoelementos.

Podría entrar en detalle a comentaros cada uno de los oligoelementos, minerales y vitaminas que son necesarios con sus respectivas funciones, pero si sois aplicad@s y realizáis poco a poco pequeños cambios en vuestra dieta (incluyendo si no lo hacíais ya los alimentos que arriba os propongo), y en vuestros  hábitos de vida como utilizar siempre gafas de sol, llevar a cabo una adecuada limpieza ocular, mantener siempre actualizada nuestra graduación en las gafas, en el caso de las mujeres, utilizar siempre un maquillaje ocular hipoalergénico para evitar irritaciones y futuras lesiones…., tendréis asegurada una buena salud ocular ;).

Por supuesto, en la farmacia siempre encontraréis complejos vitamínicos específicos para vuestra salud ocular, de tal forma, que si sois de los perezos@s que os cuesta comer fruta y verdura, podéis ingerir la cantidad necesaria de dichos nutrientes a través de los complejos. Pero como siempre, os recomiendo acudir al especialista, y que valore vuestro estado de salud ocular, para recomendaros la más adecuada de las alternativas. Mientras tanto, teneís a vuestra disposición de manera natural uan gran cantidad de alimentos! ;).

Os recuerdo, que si algun@ de vosotr@s está interesado en ampliar la información o tiene alguna duda, estoy a vuestra disposición a través de mi correo.

Feliz lunes!

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: