Buenos días,

Como si de globos en una fiesta de cumpleaños se tratase, así nos sentimos cuando padecemos los incómodos y dolorosos gases.

Cuando hablamos de gases, éstos se refieren al aire en el intestino que sale a través del recto. Y si el aire que sale desde el tubo digestivo es a través de la boca lo llamamos eructo. Si entramos en formalismos, también podemos llamarlos flatos o flatulencia. ;).

¿Cuáles son sus causas?

Los gases pueden ser causados por ciertos alimentos que consumimos, entre ellos:

  • Alimentos difíciles de digerir como la fibra. Algunas veces, agregar más fibra a la dieta puede causar gases temporales. El cuerpo se puede ajustar y dejar de producirlos con el tiempo.
  • Comer o bebe algo que el cuerpo no puede tolerar; por ejemplo, algunas personas tienen intolerancia a la lactosa y no pueden consumir productos lácteos.

Otras causas comunes de gases son:

  • Antibióticos
  • Síndrome del intestino irritable
  • Incapacidad para absorber nutrientes en forma apropiada (malabsorción)
  • Incapacidad para digerir nutrientes en forma apropiada (mala digestión)
  • Deglución de aire al comer, cuando comemos muy rápido.
  • Estreñimiento

¿Cómo saber si son gases?

Por norma general, son dolores abdominales, cuya característica es que no es un dolor localizado, sino que el dolor puede cambiar de sitio, y que adoptando según que posturas se siente cierto alivio. Además al expulsarlo el dolor desaparece o disminuye.

¡OJO! Aunque no se traten de un enfermedad, debéis acudir al especialista si:

  • Tenéis molestias en la zona abdominal y tenéis más de 65 años.
  • Cuando las molestias son frecuentes y no desaparecen.
  • En el momento en el que se produce una pérdida de peso significativa, vómitos, sientes dolor al tragar los alimentos o aparece de forma intensa en el estómago.
  • Cuando el color de las heces cambia a negro.
  • En el caso de que se presente un bulto en el abdomen y no haya desaparecido en el plazo de un día.
     
  • Si recibes algún tratamiento a base de medicamentos que te causan molestias.

¿Qué hago si tengo gases?

En la mayoría de los casos,es una sintomatología que puede aparecer o desaparecer por sí sola.

Podemos decir, que hay dos tipos de “tratamientos”, el no farmacológico y el farmacológico.

Tratamiento no farmacológico:

Yo recomiendo, tumbarse boca arriba y con las piernas flexionadas, llevarlas hacia el pecho, o aplicar calor sobre la zona abdominal.

Además, siempre que la acumulación de gases no tenga su origen en una patología concreta o en la administración de ciertos fármacos, la mejor manera de combatirla es la dieta.

Con la dieta podemos actuar de la siguiente manera:

  • Reducir el consumo de carbohidratos, legumbres (garbanzos, alubias y lentejas) y bebidas con gas.
  • Eliminar de la dieta algunas verduras, como la coliflor o la col, que aumentan las flatulencias.
  • Evitar en la medida de lo posible la ingesta de frituras.
  • Comer verduras de hojas cocidas, como acelgas o espinacas.
  • Sustituir el café por infusiones digestivas.
  • Es preferible consumir el pescado hervido o asado; en cuanto a la carne, se recomienda consumirla asada y con poca grasa.
  • Es aconsejable  comer despacio (aunque no lo creais se puede ;)) y masticando bien los alimentos, además de practicar técnicas de relajación que permitan eliminar la tensión y el estrés.

  • Es importante también caminar entre 10 y 15 minutos después de comer para mejorar el proceso de la digestión.

Tratamiento farmacológico

Tod@ conocéis el famoso aero-red, cuyo principio activo es la simeticona. Este es el principio activo por excelencia para tratar los gases, y actúa modificando la tensión superficial de las burbujas de gas, favoreciendo su eliminación.

La simeticona no se absorbe a través de la mucosa gastrointestinal, eliminándose íntegramente de forma inalterada por heces. Por lo tanto, es muy segura, ya que es ,muy raro la aparición de efectos sistémicos tóxicos.

Normalmente se recomienda el uso de la simeticona después de las principales comidas, pero si las molestias nos aparecen en otro momento del día y es necesario tomarla, se puede tomar sin ningún problema. La dosis recomendada es máximo 400mg al día. Si los comprimidos son de 120 mg, tomaremos uno después de cada comida, si por el contrario es el clásico de 40mg el comprimido, se tomarán máximo 10 al día, realizando tomas de 2 comprimidos juntos.

Existen 0tros medicamentos destinados a paliar los casos graves de flatulencia como la metoclopramida o la dimeticona, pero éstos deben emplearse bajo supervisión médica siempre y cuando la modificación de los hábitos alimenticios no haya aliviado los síntomas.

Por último comentaros, para los que os guste más la fitoterapia, que en las farmacias también podéis encontrar productos naturales para aliviar los gases, os destaco el Finocarbo Plus de Aboca. Lo tenéis en infusión o cápsulas, y se trata de un producto natural a base de carbón vegetal y de hinojo. La precaución que debéis llevar es si tomáis alguna medicación de forma crónica, espaciar ésta de la toma de finocarbo para evitar que el carbón vegetal interfiera en la absorción.

Os recuerdo, que cualquier duda o consulta, podéis hacérmela a través de mi e-mail.

Feliz miércoles!

Beatriz

 

A %d blogueros les gusta esto: