Buenos días!

Para algunos aún sigue siendo fiesta! ;).

Hoy quiero dejar abierto un pequeño debate acerca de los frutos secos, sabemos que son buenos consumirlos, pero muchas veces nos da miedo hacerlo porque siempre se ha dicho que “engordan”….,¿qué pensáis de ellos?, ¿los consumís a diario en vuestra dieta?….

Si eres de los que te gustan y puedes disfrutar de ellos, te interesará saber que…….

Como os comentaba, los frutos secos, por su alto contenido energético y riqueza en grasas, se suelen evitar en la alimentación por el riesgo de aumentar nuestro peso. Pero existen muchas evidencias científicas que indican lo contrario.

Esta contradicción se explica fácilmente cuando se usan los frutos secos en sustitución de otras fuentes de grasa.

La incorporación de los frutos secos en platos y preparaciones culinarias o simplemente si sustituimos el postre o reducimos el segundo plato, nos permitirá consumirlos sin incrementar calorías. De esta forma, si los frutos secos reemplazan a otros alimentos ricos en lípidos, el aporte energético total se mantiene estable. Tenéis que saber que 1g de fruto aporta unas 6Kcal.

Además, es más sorprendente aún que añandiendo frutos secos a la dieta, sin sustituir otros alimentos, se consiga cierta reducción de peso. Parece increíble, ¿verdad?, no es magia ;); según las investigaciones, esto puede ser por dos motivos:

  1. La influencia de los frutos secos en los centros de control de la saciedad (son altamente saciantes)

    2. La fibra aportada por éstos, reduce la absorción de grasas a nivel intestinal.

Pero ¡cuidado!, no hay que confundirse, esto no quiere decir que consumiendo diariamente grandes cantidades de frutos secos se pueda perder peso. Lo interesante es que su consumo moderado, además de aportarnos fitonutrientes cardioprotectores, no engorda, especialmente si se asocia a unos hábitos dietéticos sanos.

Las recomendaciones de su consumo son aproximadamente de 1 a 5 raciones de frutos secos a la semana. Una ración equivale a 25g de frutos secos, en peso neto y sin cáscara. De estos 25g, 16g son ácidos grasos insaturados (los buenos) y sólo 2g saturados.

Acordaros siempre que los frutos secos son nuestros aliados, son auténticos alimentos funcionales, y entre sus virtudes, siempre destacar la propiedad que ya sabemos de reducir el LDL (colesterol “malo”) y aumentar el HDL (colesterol “bueno”).

¡Su ingesta de forma moderada se relaciona con una mayor esperanza de vida!

Aquí os dejo los principales nutrientes aportados por cada 100g de tres de los frutos secos más consumidos la Almendra, avellana y la nuez.

Nutrientes Almendra Avellana Nuez
Agua 4,4 5,4 3,6
Fibra (g) 11 6 5
Proteínas 20 13 14
Hidratos de carbono 20 15 18
Lípidos 52 63 62
Kcal 589 632 642

Recordad, estas cantidades son de fruto seco crudo, y sin cáscara.

Además nos proporcionan minerales como el calcio, el magnesio, el cobre, el potasio, el selenio y el zinc.

 

No tengáis miedo a consumirlos!

 

Feliz lunes!

 

Beatriz

 

A %d blogueros les gusta esto: