Buenos días!

Este domingo estuvimos comiendo en casa de los abuelos maternos, y mi madre que es una gran fan de la fitoterapia, me comentó que desde hace un tiempo está tomando Áloe Vera líquido y que desde entonces sus molestias gástricas han desaparecido, además de encontrarse más fuerte…, estuvimos hablando un buen rato sobre el Áloe Vera y sus propiedades, y sin más, hoy he querido compartirlo con vosotros para que conozcáis un poco más esta planta y alguna que otra curiosidad de su uso.

Lo primero comentaros, que no sólo existe el popular Áloe Vera que todos conocemos, sino que los Áloes, son una amplia familia. Son plantas que crecen en ambientes secos y calurosos y que floceren a comienzos del invierno. Crecen de manera natural en el Mediterráneo, Álfrica, Asia, América del Sur, México, sur de Estados Unidos e islas del Caribe.

Principales virtudes del Áloe:

  • Gran capacidad para desintoxicar el organismo
  • Para tratar quemaduras de tercer grado por radiaciones.
  • Posee efectos antituberculosos.
  • Es un gran vasodilatador en las migrañas y en los casos de disminución de riesgo sanguíneo, especialmente en ancianos con sensibilidad por arteriosclerosis.

Y sabiáis que  el Áloe Vera….

-Mejora la digestión, la abosción de los nutrientes y equilibra la flora intestinal.

-Es un aliado para combatir la candidiásis

-Favorece la regeneración del cartílago y tiene propiedades antiinflamatorias, lo que lo hace de gran utilidad frente a reumatismos, además de demostrarse que también mejora la sintomatología de las personas que padecen de síndorme de fatiga crónica y fibromialgia.

-Y el más que conocido tratamiento habitual en quemaduras, lesiones cutáneas, llagas, úlceras, grietas y picaduras al favorecer la regeneración y cicatrización de la piel tanto en la edpidermis como en la dermis.

¡¡¡¡Por favor, mirar bien el etiquetado!!!

En los últimos años se ha producido una verdadera invasión de productos a base de áloe: extractos, jugos, comprimidos, cosméticos, etc. Debido a su amplia difusión y a que se comercializa en las formas más pintorescas, incluso sin ningún tipo de control de calidad, os recomiendo que siempre os aseguréis de cuál es el origen de la materia prima y si ha pasado todos los controles de calidad necesarios, preferentemente que cuente con el CRAE o sello de garantía de alguna o algunas entidades independientes que certifique, mediante controles exhaustivos, que incluye la correcta estabilización del gel contenido, con todos sus principios activos, ya que resulta muy inestable y fácilmente oxidable si no se usan métodos fiables.

Por último os dejo la gran cantidad de principios activos que contiene esta maravillosa planta, que hacen de ella una gran aliada:

  • Vitaminas B1, B2, B3, B6, B9 y B12, betacarotenos, C, E y colina.
  • Oligoelementos y minerales: calcio, fósforo, cobre, hierro, magnesio, potasio, azufre, zinc, sodio, etc.
  • Aminoácidos: esenciales como el triptófano, la valina, la leucina….y no esenciales como como la alanina, arginina, etc.

Aunque alguno de todos estos nombres os sonará habrá otros que no; los llamados aminoácidos participan sobre todo en la síntesis de proteinas, en la construcción y reparación de tejidos y en la elaboración de hormonas y neurotransmisores. El resto  intervienen realizando una función de mantenimiento de homeostasis orgánica, que diréis, vaya palabra rara , pero viene a ser los mismo que decir,que nos portege frente a numerosas enfermedades.

¿Dónde encontrarlo?

Principalmente en farmacias y en herboristerias. Y siempre, siempre comprobar el etiquetado, ya sabéis que siempre que acudáis a la farmacia, ante cualquier duda consultarnos!.

Que tengáis un feliz comienzo de semana!

Beatriz

A %d blogueros les gusta esto: